18 oct. 2009

Nota a Ariel, diario EL PAÍS de España...


El músico compone rodeado de fotos de artistas, discos, libros, instrumentos y viejos escritos.

Ariel Rot (Buenos Aires, 1960) ha pasado el último año y medio girando con el que fue su primer grupo, esos efervescentes Tequila que de manera excepcional han cobrado nueva vida. "He disfrutado mucho en el rol de guitarrista y con el repertorio de Tequila", comenta. "Reencontré un lugar con la guitarra que difícilmente consigo en mis propios conciertos. Pero lo más fuerte y lo más humanamente destacable de esta gira ha sido mi reencuentro con Alejo (Stivel, cantante del grupo), éramos amigos desde los 10 años y lo dejamos de ser por tres décadas". También ha estado dando forma al que será su próximo disco en solitario, todavía sin título. Un álbum cuya grabación comienza este mes -junto a Pete Thomas, batería de Elvis Costello- y que saldrá a la venta a finales de febrero de 2010. "Ya están todas las canciones definidas, aunque ahora mismo siguen saliendo más, pero tendré que parar en algún momento, que tampoco quiero hacer una grabación eterna".

El ex integrante de Los Rodríguez, uno de los músicos más trabajadores y constantes del rock español, autor de canciones inolvidables, explica cómo surgen éstas: "Hay un momento que es el de la chispa, que suele venir sola y puede ocurrir en cualquier lado, en cualquier actividad que no tenga que ver con lo musical. Claro, eso a veces se aborta y otras la chispa prende fuego, y es ahí donde me pongo a trabajar, a veces en casa, y otras muchas en la calle, caminando, y regreso con tres estrofas. En otras ocasiones la chispa no sale sola y vengo aquí y la provoco un poco, empiezo a inspirarme, leo viejas cosas, me siento en el piano, normalmente en ayunas es un buen momento: que lo primero que haga en el día sea coger un instrumento es como que todavía estoy medio soñando... No tengo una regla específica sobre cómo empezar o cómo terminar una canción, pero siempre paso con ella en algún momento por esta zona". Se refiere al espacio de trabajo que tiene en su casa madrileña, rodeado de discos y libros, con un ordenador, guitarras, un piano de pared, fotos familiares, recuerdos, algún disco de oro e imágenes de los "otros familiares": Bob Dylan, The Beatles, Keith Richards... "En este piano compuse muchas canciones. A veces, simplemente, me pongo a tocar por divertirme, pero también hago trabajo de oficina, yo no tengo secretario, así que muchos días tengo que enchufarme aquí, escribir mails, contestar cartas, pagar multas, por suerte también hacer facturas". Aquí también es donde elabora su colaboración semanal, junto a Jaime Urrutia, en el programa La Ventana, de la SER: "Escuchando discos o ahora, ¡buscando en Spotify!".

No hay comentarios: